Una Kross de guarda

kross1_in

TXT Isidora Díaz
IMG Kross

En estos días la cervecería Kross sopla diez velitas. Luego de haber pasado por “el valle de la muerte y el valle del hambre”, como señalaron Asjborn Gerlach y José Tomás Infante, hoy los tiempos dolorosos están lejos. La tierra firme ya está bajo los pies de este equipo que ya supera las 40 personas. En este contexto, dos nuevas etiquetas se suman al catálogo Kross: una Vintage Ale, premium y conmemorativa, y una India Pale Ale –por fin– en clave veraniega y experimental. Hoy nos detendremos en la primera de ellas.

Frondosas ramas de lúpulo saliendo del corazón de Kross, pobladas por diez pájaros negros que simbolizan el intrincado camino de una década hacia la excelencia cervecera. Esta ilustración de Alberto Montt viste con sobriedad una botella de 750 cc, ideal para compartir entre varios. Bajo el nombre de K10 –no demasiado original pero siguiendo la lógica de la Kross 5– aparece el rótulo de Vintage Ale [una cerverza de guarda), aunque en rigor se trata de una Barley Wine de estilo inglés –con lúpulos tradicionales Goldings y Fuggles aplicados en dry hopping–, situada en el borde más bajo de graduación alcohólica para el estilo con 8,1%. La probamos y nos dejó calladitos por un rato. Luce imponente ya de entrada, con su precioso color ámbar profundo y brillante, y su estable capa de espuma dorada y cremosa. Si bien en nariz es intenso el golpe dulzón y especiado de los lúpulos, también se hace notar el juego de maltas –hay cinco diferentes en la receta–. Sobresalen notas de calugas de leche, manjar blanco, especias navideñas muy sutiles y algo realmente delicioso que recuerda a brevas maduras, todo en capas que zangolotean en la nariz según pasan los minutos. En boca, un primer golpe dulce –lejos de lo empalagoso– da paso al amargor filudo y laaaaargo de sus 56 IBU. Como Scarlett Johanson, goza de un gran cuerpo, equilibrado y sin excesos. La madera –fermentación por 12 días con chips de roble francés tipo high spice– agrega aún más complejidad y aromas de buen tabaco tostado –sobre todo en el retrogusto–. El final es seco. En general, es una cerveza jugada, masculina y con muchísimo carácter. Si bien el consejo de Asjborn de esperar tres meses –o abrirla para la noche de año nuevo– fue apoyado por la mayoría, si quieres tomarte esta chela hoy mismo, andará muy muy bien. Cabe apostar –¡cómo no!– a que la guarda integrará mejor lo que hay dentro de esta linda botella, dará paso a aromas licorosos que recordarán a jerez u oporto, suavizará las aristas y domará una astringencia todavía algo dura que podría no agradar a paladares delicados. Así es la K10: su ser está en el tiempo, y de hecho, según Asbjorn, “es la más filosófica”. Y cuánta razón tiene, pues vaya que hace pensar al Dasein chelero que todos llevamos dentro.

¿Cómo se toma? Elige una noche no demasiado calurosa y disfrútala en una copa tipo ballon o cualquiera que sea redonda y tenga la boca estrecha, para que los aromas no salgan despavoridos y se vayan derechito a coquetear con tu nariz.
¿Temperatura? A 12 grados; nunca menos, ¡por favor!
¿Con qué se toma? Solita no más, míster. Si quieres engañar la tripa y protegerte de sus respetables grados alcohólicos, pruébala con el mejor pan de pascua que puedas conseguir –cocinado por una persona, no fabricado por máquinas–, hecho ojalá con especias naturales para que una a una vayan haciendo sonar las cuerdas de esta cerveza. Tampoco es mala idea probar con un trozo de Stollen, ese pan de pascua alemán que viene con mazapán adentro. (Esta última mezcla se avizora especialmente adictiva; ¡cuidado!)

A sólo 3.990 pesos, desde mediados de noviembre en Jumbo y en preventa vía web AQUÍ.

NIRVINO



NOS PIXELAMOS DE VEZ EN CUANDO. Y LEVITAMOS, DESPUÉS DE LEER Y BEBER. NIRVINO ES NUESTRA CONCEPCIÓN TERRENAL DE LO QUE QUEREMOS QUE SEA UN PORTAL DE VINOS Y COCINA QUE HABLA DE ESOS SABORES CELESTIALES, DE ESOS PRODUCTOS QUE PONDRÍAMOS EN NUESTRO NIRVANA PERSONAL, PERO QUE QUEREMOS CONOCER EN UN LENGUAJE CERCANO Y DESENFADADO. ASÍ, EL NIRVINO ES NUESTRA PROPIA VERSIÓN, NUESTRO CABLE A TIERRA CON LOS VINOS, PLATOS, ENÓLOGOS, SOMMELIERS Y COCINEROS QUE MÁS NOS ENCANTAN. NIRVINO ES EL NIRVANA DEL VINO: LEER, BEBER, LEVITAR.



STAFF EDITORIAL
Daniel Greve
Director Editorial + Editor
A estas alturas, y por culpa de las eternas y abundantes ingestas con ánimo profesional, podría ser una especie de Buda. Es decir, podría tener un foie gras en lugar de un hígado. Por suerte no. Sólo es un cronista gastronómico y de vinos que llega al Nirvino a editar y escribir, gracias a su buen paladar y su estómago blindado. daniel@emporiocreativo.cl
Consuelo Aguirre
Productora General
Así como existen headhunters, Consuelo es una cazadora de ideas y proyectos. Si se cruzan con ella y los sorprende con el cerebro baldío, no será extraño que sientan la trepidante necesidad de crear. Porque Consuelo llega al Nirvino para exprimir conceptos y cosechar ideas con su inconfundible toque femenino. consuelo@emporiocreativo.cl
Fabiola Rodríguez
Directora de MKT y Publicidad
La creatividad sería sólo una utopía sin una buena pista de aterrizaje. Llegar desde el cielo hasta el suelo, sin sustento, sonaría más a aterrizaje forzoso. Tras su llegada desde Australia y luego de trabajar un año en Google, Fabiola se transformó en la chica en la que hay que creer. La persona que hace realidad todas esas ideas que flotan y que necesitan a alguien con los brazos abiertos, dispuesto a atraparlas. Y claro, llevarlas a números. fabiola@emporiocreativo.cl
Loreto Oda
Periodista
Viene de perogrullo si les contamos que, además del diseño, el contenido es fundamental en Emporio Creativo y, por añadidura, en Nirvino. Loreto tiene buena pluma, experiencia en medios –trabajó en la sección Lifestyle de América Economía– buen apetito y, lo más importante, es una apasionada por la buena cocina. Ergo, tiene espíritu nirvínico de sobra para esto de leer, beber y levitar.
Carla Gálvez
Asistente Comercial
Nada mal: además de llevar las cuentas de todo el mundo; aparte de ser algo así como un contenedor emocional en días de cierre y pánico; y no bastando con ser nuestra hada-madrina-emporiana, resolviendo temas domésticos y apagando incendios en nuestra cocina i+D, Carla es cocinera por lo que, de vez en cuando, le pedimos que revuelva la olla con nosotros. #GirlPower. info@emporiocreativo.cl
EMPORIO CREATIVO



NIRVINO® es una publicación de EMPORIO CREATIVO® editorial gastronómica.Todos los derechos reservados, Santiago de Chile Emporio Creativo® pertenece a la Asociación Nacional de la Prensa, ANP. Su incorporación significó plantar en el bosque nativo de la Patagonia Chilena la última lenga disponible en el Bosque PublicaVida.